Hacer Cuentas.

montañas

¿Te has dado cuenta de lo rico que eres?

Dicen por ahí que “Nadie Sabe lo que Tiene, Hasta que lo ve Perdido”. Y es cierto. La gran mayoría de las personas, pasan el tiempo pensando en lo que no tienen, en lo que les falta, en lo que perdieron, en lo que casi lograron, ¡pero no piensan en lo que ahora tienen, hasta que lo pierden! O hasta que alguien les hace ver las cosas de forma distinta.

Un día llegué a casa muy enojado pensando en todo aquello que hacía falta en mi vida, o más bien, en cosas que me habría gustado disfrutar, pero que no tenía en ese momento. Así que me puse a “hacer oración” (mas bien me puse a reclamar). Después de decirle a Dios todo lo enojado que estaba, me contestó y me dijo: está bien, vamos a hacer cuentas…

¿Cuantos años tienes? – me preguntó.

– casi veintidós – contesté.

– Y en estos veintidós años, ¿cuando te ha faltado qué comer? ¿cuando te ha faltado qué vestir? ¿cómo has pasado la mayor parte de tu tiempo: sano o enfermo? Comes, gracias a que a tu papá no le ha faltado nunca el trabajo, y además, vives como a muchos les gustaría vivir: en una casa amplia, con pisos de mármol; molduras de yeso adornan tu casa; disfrutas de una habitación para ti solo, tienes una computadora y con buena conexión a Internet.

La gente dice que eres muy inteligente, -prosiguió- y aparte, no tuviste que trabajar, para poder estudiar. Tus amigos abundan, y sabes que son de fiar; amigos como esos, muchos quisieran tener al menos uno, y a ti, no te alcanzan los dedos de las manos para contarlos. Tus padres están juntos y viven felices; tu padre es un excelente hombre en el que puedes confiar, y tu mamá se ocupa de ti siempre. Incluso, tu futuro es prometedor, pues además de la casa donde habitas, sabes que tu papá tiene otra casa vacía, que en el momento en que la necesites, podrás disponer de ella para vivir: por lo tanto, no tendrás que batallar para comprar un lugar donde habitar…

Y la lista siguió y siguió… debo decirte, que cuando la terminó, me di cuenta que no solamente tenía bienes materiales… mi riqueza abundaba en bienes no tangibles, pero que valen más que el oro. Si hicieras tu lista, ¿cuan rico serías?

¿Cuanto vale poder respirar sin dificultad? Pregúntaselo a un asmático.

¿Cuanto vale tener a tus padres vivos? Pregúntaselo a un huérfano.

¿Cuanto vale tener un trabajo estable? Pregúntaselo a un desempleado.

¿Cuanto vale tener piernas para andar y correr? Pregúntaselo a un inválido.

¿Cuanto valen cada uno de nuestros cinco sentidos? Pregúntaselo al que le falte uno.

¿Cuanto valen los amigos? Pregúntaselo al que no los tiene.

¿Cuanto vale tener libertad? Pregúntaselo a un preso.

Y la lista puede continuar… Tu riqueza es grande, inmensa, y lo mejor de todo, es que la mayoría de estas cosas nos vienen gratis.

Te aconsejo hacer cuentas cada cierto tiempo, para que te des cuenta de lo afortunado que eres, y camines por la calle, con la sonrisa en el rostro, porque estás feliz de haber sido muy bendecido. ¿Y lo que falta? Esfuérzate por conseguir lo que creas necesitar, pero con alegría, sabiendo que desde ya, tu fortuna es grande.

Anuncios

3 comentarios

  1. A continuación les comparto una oración de gran ayuda, recujerden que somos Iglesia, en el Cielo y en la Tierra todos juntos…

    ORACIÓN QUE LIBERA ALMAS DEL PURGATORIO

    “Padre Eterno, os ofrezco la Preciosísima Sangre
    de Vuestro Divino Hijo Jesús, junto con las Misas
    que se digan en todo el mundo hoy:
    – por todas las santas almas del purgatorio
    – por los pecadores en todas partes,
    – por los pecadores en la Iglesia Universal,
    – los de mi propio hogar, y dentro de mi familia.
    Amén”.

    PROMESA EXTRAORDINARIA DE CRISTO

    El Salvador aseguró a Santa Gertrudis la Magna, religiosa
    cisterciense
    del Monasterio de Helfa en Eisleben (Alemania), a finales del siglo
    XIII,
    que esta oración liberaría a mil almas del Purgatorio cada vez que
    se
    ofreciese, extendiéndose también la Promesa a la conversión y
    salvación
    de las que todavía peregrinan en la Tierra.

    CONSIDERACIONES IMPORTANTES

    Se recomienda encarecidamente su rezo diario, pues es incalculable
    el
    bien que podemos hacer a las Almas si se recita varias veces,
    consiguiéndose
    además la salvación de miles de almas, dentro y fuera de la Iglesia,
    y en la
    propia familia.

    Medítese en la inmensa Gloria que alcanzará quien lo hiciere así, en
    las gracias
    que obtendrá, en los pecadores que salvará, en las ánimas que
    liberará, en la
    ayuda y protección continua de éstas desde el Cielo, etc.

    Piénselo bien cada cual, y comience ya desde hoy mismo su rezo,
    mientras hay
    tiempo, pues todo pasa y pasa pronto. Y el tiempo no vuelve jamás.
    No mueran con las manos vacías de buenas obras. ¡Llénenlas ahora!

    (Con licencia eclesiástica) .

  2. Excelente consejo…, se los he dicho a mis familiares, amigos y en especial a mi cuñada, que se la pasa quejandose de su “desdichada vida”. Pero dejenme contarles que tan desdichada puede ser: tiene cuatro (4), hijos. Todos sanos (gracias a Dios), los dos mayores son excelentes estudiantes. El tercero es lo que se puede considerar niño prodigio. Destaca en todas las actividades en las que participa.
    La mas pequeñita, es una niña linda…, me refiero al fìsico. Dios la dotó de mucha belleza y creo que al crecer, tendrá pretendientes haciendo fila.
    Por si esto fuera poco, tienen dos casas en propiedad. En una viven ellos (con suficiente espacio), y la segunda esta para alquiler, pero por estarse lamentando, no han hecho nada con ella.
    Tienen tres carros, y uno de ellos lo usa exclusivamente. Les esta transmitiendo amargura a sus hijos…, en fin, creo que captan la idea.
    Felicitaciones a quien escribiò esto. Que Dios les bendiga.

  3. La riqueza compra muchas cosas materiales pero no las espirituales, es por eso que aunque muchas personas tengan casas, carros, ropa, etc. nunca seran felices.

    El dinero compra medicina pero no salud, compra sexo pero no amor, compra casas pero no un hogar.

    Agradezcamos a Dios por nuestra familia, nuestros hijos, nuestra pareja, nuestros padres y demosles mucho amor que aunque en medio de la pobreza material es el TESORO mas grande que Dios nos ha dado para salir siempre adelante en medio de todas las dificultades.


Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s