Carrera de Obstáculos

carrera de obstaculos

Cuando recién nos convertimos al evangelio, pasamos por un periodo al cual llamo “la luna de miel”. Este periodo se caracteriza por ser de gran felicidad. Pero como toda luna de miel, ésta tiene su principio y su fin. Como en un matrimonio, de repente nos empezamos a dar cuenta de muchas cosas conforme el acercamiento se va dando. A veces lo que encontramos resulta agradable, otras veces no, pero todo es parte del camino que hay que recorrer. Sigue leyendo

Anuncios